Buenas Prácticas

PROTEGO - Entrenamiento familiar en habilidades educativas para la prevención de las drogodependencias

Vista rápida

País de origen: España

Última versión: 15/02/2019

Grupo Edad

9 - 13 años

Grupo Objetivo

Infancia

Adolescencia

Ámbito

Familiar

PROTEGO es un programa de intervención selectiva diseñado para prevenir el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas dentro la familia. Se basa en la mejora de las habilidades educativas de las familias mediante la aplicación de una intervención grupal. Consta de ocho sesiones de dos horas para grupos de 12 a 15 padres y madres de niños/as y adolescentes de 9 a 13 años. El programa se centra en desarrollar y mejorar las habilidades de los padres/madres; y abordar los factores de riesgo y la protección familiar a través de actividades educativas. El objetivo del programa es fortalecer los vínculos entre padres y madres con sus hijos/as, así como definir y explicar el punto de vista de la familia sobre el uso de sustancias.

Factores de riesgo
  • Familiares: Actitudes parentales favorables al consumo de alcohol/drogas
  • Familiares: Problemas de gestión familiar
Factores de protección
  • Familia: Apego y apoyo a los padres
  • Familia: Participación de los padres en el aprendizaje / educación
  • Individuales y grupo de iguales: Habilidades para resolver problemas
Resultados esperados
  • Relaciones positivas: Buenas relaciones con los padres
Descripción del programa

PROTEGO es un programa de prevención relativamente largo e intensivo que se aplica a pequeños grupos de padres y madres de familias que muestran un cúmulo de factores de riesgo. El objetivo general del programa es modificar la exposición de los niños y adolescentes de alto riesgo a los factores de riesgo familiares relacionados con el abuso de sustancias, así como potenciar los factores de protección. Por ello, se enfoca en mejorar las habilidades parentales (comunicación, límites, normas, supervisión), fortalecer el vínculo familiar y aclarar el posicionamiento familiar en relación al consumo de drogas.

PROTEGO se basa en el modelo de prevención de drogas socio-ecológico que aborda los factores personales y ambientales. El programa se dirige a familias en riesgo (padres y madres) con hijos (pre)adolescentes (9-13 años), que tienen antecedentes de problemas de conducta o problemas escolares, en los que no hizo falta una intervención terapéutica. Consta de 8 sesiones semanales, de dos horas cada una y a lo largo de dos meses y medio, donde los formadores trabajan directamente con los padres y madres en un espacio neutral. Las sesiones permiten desarrollar habilidades educativas para mejorar directamente las relaciones familiares. La creación de un clima grupal facilita compartir los problemas que enfrentan las familias y las dificultades personales en su educación. Los módulos del programa consisten en: 1) Definición de los objetivos sobre los cambios de comportamiento; 2) Habilidades de comunicación; 3) Reducción de conflictos y mejora de las relaciones familiares; 4) Establecimiento de normas y límites; 5) Supervisión, sanciones y vínculos familiares; 6) Posicionamiento familiar con respecto al uso de tabaco, alcohol y otras drogas; 7) Solución de problemas; y 8) Seguimiento.

El programa PROTEGO debe ser aplicado por dos personas: una que guíe las sesiones de formación y otra que observe y apoye las sesiones grupales. Los primeros deben tener formación y experiencia en el campo de la psicología, así como conocimientos sobre la prevención de drogas. Los segundos pueden tener menos experiencia, sin embargo, es muy recomendable que ambos estén capacitados para desarrollar el programa.

El manual del programa se entrega a las familias, al igual que los folletos de resumen al final de cada sesión. El manual incluye: (1) información sobre las características del programa, (2) recomendaciones para motivar y mantener a las familias involucradas, y (3) recomendaciones para su implementación, incluyendo la lógica de la sesión, los objetivos específicos y la descripción detallada del procedimiento. El programa está disponible en la página web del PDS.

PROTEGO se ha utilizado ampliamente desde que fue desarrollado e implementado por primera vez por ‘Promoció i Desenvolupament Social’ (PDS) en 2001. También se ha adaptado para poder implementarse en diferentes entornos sociales y culturales. Existe una traducción y adaptación al rumano del programa. Se desarrolló una adaptación de PROTEGO para América Latina (español y portugués) como un componente del proyecto URB-AL y se implementó en los municipios involucrados en dicho proyecto: Buenos Aires (Argentina), Medellín (Colombia), Montevideo (Uruguay) y Santo André (Brasil). También se desarrolló una versión específica para Bolivia.

Después de la evaluación de PROTEGO, se editó una nueva versión, el PROTEGO Versión 2. Capacitación sobre crianza positiva y habilidades educativas para madres y padres.

Contacto

Persona de contacto: Jaume Larriba

Posición/cargo: Director Técnico

Organización: PDS – Promoción y Desarrollo Social, asociación – C. Provenza, 79 bajos 3ª – 08029 Barcelona (España)

Teléfono: +34 934 307 170 - +34 678 505 102

Fax: +34 934 390 773

Email: jlarriba[a]pdsweb.org

Nombre de la organización promotora: PDS – Promoción y Desarrollo Social

Dirección: C. Provenza, 79 bajos 3ª

Código postal: 08029

Ciudad: Barcelona

País: España

Web: www.pdsweb.org

Email: aduran[a]pdsweb.org

Resumen de los resultados

Última versión: 05/02/2021

El programa ha sido evaluado en un estudio cuasi-experimental en España y en un estudio pre-post con 12 meses de seguimiento sin grupo control. El estudio cuasi-experimental se realizó con familias (n = 259) atendidas por servicios sociales o unidades especializadas en 12 territorios, antes de los 12 meses tras la intervención (se excluyeron a los padres y madres con problemas de adicción). El estudio mostró efectos pequeños pero significativos en las habilidades de comunicación, el manejo de conflictos y la cohesión; y el vínculo familiar entre los padres, moderado por la implementación y la participación. No hubo resultados relacionados con el consumo de sustancias (solo se evaluaron a los padres). No hubo diferencia en la cohesión, el vínculo y la comunicación familiar.

El estudio longitudinal se realizó entre los 12 y 16 meses posteriores al pre-test y entre los 10 y 14 meses posteriores al post-test. El estudio mostró diferencias estadísticamente significativas; mostró que todas las medidas fueron positivas, excepto para la supervisión del comportamiento, lo que indica que la mayoría de los resultados se mantuvieron. El posicionamiento de la familia frente a las drogas aumentó con el tiempo.

Países evaluados

España